Comunicarse sobre el sexo

Pareja comunicándose sobre sexo

Cómo decir lo que te gustaría probar y hacerles saber cuando han dado en el clavo. Cómo encontrar las zonas erógenas. Sea honesto, positivo y demostrativo

Comunicarse sobre el sexo

Hablar con tu pareja sobre lo que te gusta y lo que quieres puede llevar tu vida sexual en direcciones nuevas y satisfactorias y profundizar tu relación como un todo, dice la consejera de sexo y relaciones Suzie Hayman.

Nadie es un lector de mentes

En muchas parejas, uno o ambos sienten que el otro no entiende cómo satisfacerlos sexualmente. Y sé por mi trabajo con un consejero de relaciones sexuales y relaciones que esto puede afectar la confianza de ambas personas.

El problema es que cuando se trata de sexo esperamos ser expertos instantáneos, con conocimiento instintivo de lo que nos agrada a nosotros y a nuestra pareja. Pero en realidad, el sexo es como cualquier otra habilidad. Si queremos aprender a conducir un coche o andar en bicicleta, tenemos que empezar como principiantes y recibir lecciones. Y con el sexo, para entender tus propias respuestas y las de tu amante, tienes que aprender y practicar.

Esto se debe a que todos responden de manera diferente al sexo y la excitación sexual. A algunos les gustan los toques suaves, otros prefieren un contacto más fuerte y áspero. Una persona se excitará por algo que a otra le resulte desagradable o poco interesante. A menos que seas psíquico, la única forma de conocer los gustos de tu pareja y de que ellos conozcan los tuyos es comunicándote.

Di lo que te gustaría probar

Hablar de lo que le gusta y lo que no le gusta tiene varios beneficios. No solo el simple hecho de hablar sobre sexo puede aumentar tu emoción, sino que cuanto más hables, más relajado y seguro estarás con tu pareja. Sé por mi trabajo que a la mayoría de las personas les gustaría tener más variedad en sus vidas amorosas, pero se abstienen de sugerir lo que les gustaría probar, ya sea sexo oral, bondage o nuevas posiciones, por vergüenza o miedo al rechazo.

Pero no es necesario que salga con una solicitud sin rodeos. Una buena técnica es encontrar la opción que te apetezca en la web, en una revista o en un libro, y señalarla diciendo: «Parece divertido. ¿Quieres probarlo?». Lo más probable es que, lejos de desanimarse, su pareja aproveche la oportunidad de experimentar. (Para obtener más ideas, consulte Me gustaría que lo hiciera …).

Señales no verbales

La comunicación es vital, pero no hay necesidad de someterse a un comentario o un aluvión de instrucciones. Puede dar a conocer sus necesidades con una variedad de señales no verbales. (Para obtener más ideas, consulte la charla sobre el dormitorio).

Hágales saber cuando hayan dado en el clavo

La próxima vez que tenga relaciones sexuales, asegúrese de que su pareja sepa cuándo ha encontrado el lugar correcto. Si necesita un poco de orientación, mueva suavemente sus manos para demostrar lo que le excita. Haga que la comunicación sea bidireccional; Escuche y observe los movimientos y sonidos que hace su pareja, para que pueda captar sus gustos y disgustos también.

Sea honesto, positivo y demostrativo

Si va a decir lo que le gustaría y preguntarle a su pareja qué quiere, hay tres puntos importantes que debe tener en cuenta.

  • Ser positivo. No le digas a tu pareja que es terrible en la cama. Recuerda algo que hicieron que realmente te gustó y di: «Cuando hiciste eso, yo realmente …» Ellos captarán el mensaje.
  • Se honesto. No tiene sentido fingir o decir que te gusta algo que no te gusta, porque eso no le da a tu pareja ningún incentivo ni guía para hacerlo mejor.
  • Sea demostrativo.

Zonas erógenas

Las áreas sexuales más sensibles son

  • Senos, pezones, genitales y labios.
  • Lóbulos de las orejas, dedos de manos y pies
  • La piel suave dentro de los codos y las rodillas, la parte baja de la espalda y la nuca.

Información relacionada:

  • Conozca su cuerpo
  • Orgasmos
  • ¿Has dejado el sexo?
  • Afrodisiaco
  • ¿Demasiado ocupado para tener sexo?

Leer: Ejercicios para mejorar su vida sexual

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *