Diagnóstico y pruebas médicas del trastorno bipolar

Los estudios de laboratorio y otras pruebas médicas pueden ser útiles para determinar el diagnóstico de trastorno bipolar, así como el alcance de cualquier problema médico resultante del trastorno.Los estudios de laboratorio y otras pruebas médicas pueden ser útiles para determinar el diagnóstico de trastorno bipolar, así como el alcance de cualquier problema médico resultante del trastorno.

Estudios de laboratorio:

  • Las pruebas de abuso de sustancias y alcohol suelen ser necesarias inicialmente para excluir las drogas y el alcohol como agentes causantes de la conducta.
  • No se dispone de pruebas específicas de sangre u otras pruebas de laboratorio para ayudar al profesional de la salud mental a diagnosticar el trastorno bipolar.
    • Es de interés que los niveles de cortisol sérico estén elevados, pero esto no tiene valor diagnóstico o clínico.
    • Los estudios de tiroides pueden ayudar a asegurar al médico que un estado de ánimo alterado no es secundario a un trastorno de la tiroides.
    • El médico puede solicitar análisis de sangre sérica, como paneles metabólicos básicos y pruebas de función hepática, para ayudar a evaluar la salud renal y hepática antes de comenzar o continuar con la administración de ciertos medicamentos para ayudar a regular o mejorar los síntomas bipolares.
    • Tanto la manía como la depresión pueden implicar estados de desnutrición secundarios a la disminución psiquiátrica de la conciencia o la capacidad de mantener la salud y el bienestar. Por lo tanto, un panel metabólico junto con, en casos extremos, los niveles de tiamina, albúmina y prealbúmina pueden ayudar a determinar el grado de autodescuido y estado nutricional comprometido.
    • Una vez que se ha implementado la farmacoterapia, es posible que se requieran pruebas de laboratorio periódicas para monitorear los niveles del fármaco y para asegurar que ninguna respuesta adversa al medicamento esté dañando la función renal o hepática.

Estudios de imagen:

  • Actualmente, las modalidades de neuroimagen no son útiles para hacer el diagnóstico de trastorno bipolar. Más bien, la presentación clínica de grupos de síntomas como se define en el DSM-IV TRademás, los antecedentes familiares y genéticos guían al médico de salud mental a la hora de diagnosticar enfermedades psiquiátricas.
    • Los estudios de neuroimagen de pacientes niños y adolescentes con trastorno bipolar son pocos. Los estudios de imágenes por resonancia magnética (IRM) de niños y adolescentes con trastorno bipolar I han mostrado ventrículos agrandados y un mayor número de hiperintensidades en comparación con sujetos de control sanos. Se desconoce la importancia patológica y clínica de estos hallazgos.
    • Los estudios de resonancia magnética realizados por Dasari et al (1999) encontraron que el área del tálamo se reduce significativamente en los jóvenes con trastorno bipolar o esquizofrenia en comparación con los sujetos de control sanos; los estudios en adultos revelaron hallazgos similares. El diagnóstico de trastorno bipolar o de esquizofrenia no se puede hacer basándose en esta diferencia de volumen revelada por la resonancia magnética. No obstante, el volumen talámico reducido es consistente con síntomas clínicos de atención deficiente, dificultad para filtrar estímulos simultáneos y desregulación del estado de ánimo, síntomas que se encuentran en pacientes con estas dos enfermedades mentales importantes. Se desconoce si un déficit estructural o funcional dentro del tálamo puede ser causal o contribuyente a la fisiopatología de estos trastornos mentales.

Otras pruebas:

  • Es posible que se necesite un electrocardiograma de referencia antes de comenzar un medicamento psicotrópico porque se sabe que algunos alteran los intervalos QT u otras características del ritmo cardíaco.

Fuentes:

  • Acción Oficial AACAP. Práctica de parámetros para la evaluación y tratamiento de niños y adolescentes con trastorno bipolar. J Am Acad Child Adolesc Psychiatry. Enero de 1997; 36 (1): 138-57.
  • Dasari M, Friedman L, Jesberger J, et al. Un estudio de resonancia magnética del área talámica en pacientes adolescentes con esquizofrenia o trastorno bipolar en comparación con controles sanos. Psiquiatría Res. 11 de octubre de 1999; 91 (3): 155-62.

Siguiente: Edad de aparición y cuestiones de género en el trastorno bipolar
~ biblioteca de trastorno bipolar
~ todos los artículos sobre el trastorno bipolar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *