Ginkgo biloba

Ginkgo Biloba es un remedio a base de hierbas para tratar la enfermedad de Alzheimer y la demencia, los problemas de memoria y la depresión.  Aprenda sobre el uso, la dosis y los efectos secundarios de Ginkgo Biloba.

Ginkgo Biloba es un remedio a base de hierbas para tratar la enfermedad de Alzheimer y la demencia, los problemas de memoria y la depresión. Aprenda sobre el uso, la dosis y los efectos secundarios de Ginkgo Biloba.

Nombre botánico:Ginkgo biloba
Nombres comunes:Árbol de culantrillo

  • Visión general
  • Descripción de la planta
  • ¿De qué está hecho?
  • Formularios disponibles
  • Cómo tomarlo
  • Precauciones
  • Posibles interacciones
  • Investigación de apoyo

Visión general

El ginkgo (Ginkgo biloba) es una de las especies de árboles vivos más antiguas y sus hojas se encuentran entre los ingredientes botánicos más estudiados en uso en la actualidad. A diferencia de muchas otras hierbas medicinales, las hojas de ginkgo no se utilizan con frecuencia en su estado crudo, sino en forma de extracto de ginkgo biloba estandarizado y concentrado (GBE). En Europa, GBE se encuentra entre los medicamentos a base de hierbas más vendidos y se encuentra entre los cinco primeros de todas las recetas emitidas en Francia y Alemania.

El ginkgo se ha utilizado en la medicina tradicional para tratar trastornos circulatorios y mejorar la memoria. Los estudios científicos a lo largo de los años apoyan estos usos tradicionales. La evidencia emergente sugiere que GBE puede ser particularmente eficaz en el tratamiento de dolencias asociadas con la disminución del flujo sanguíneo al cerebro, particularmente en personas de edad avanzada. Los estudios de laboratorio han demostrado que la EGB mejora la circulación sanguínea dilatando los vasos sanguíneos y reduciendo la pegajosidad de las plaquetas sanguíneas.



Las hojas de ginkgo también contienen dos tipos de sustancias químicas (flavonoides y terpenoides) que se cree que tienen potentes propiedades antioxidantes. Los antioxidantes son sustancias que eliminan los radicales libres, compuestos dañinos en el cuerpo que alteran las membranas celulares, alteran el ADN e incluso causan la muerte celular. Los radicales libres se encuentran naturalmente en el cuerpo, pero las toxinas ambientales (incluida la luz ultravioleta, la radiación, el tabaquismo y la contaminación del aire) también pueden aumentar la cantidad de estas partículas dañinas. Se cree que los radicales libres contribuyen a una serie de problemas de salud que incluyen enfermedades cardíacas y cáncer, así como la enfermedad de Alzheimer y otras formas de demencia. Los antioxidantes como los que se encuentran en el ginkgo pueden neutralizar los radicales libres y pueden reducir o incluso ayudar a prevenir algunos de los daños que causan.

Según estudios realizados en laboratorios, animales y humanos, los herbolarios profesionales pueden recomendar el ginkgo para los siguientes problemas de salud:

Ginkgo para la enfermedad de Alzheimer y la demencia

El ginkgo se usa ampliamente en Europa para tratar la demencia. La razón por la que se cree que el ginkgo es útil para prevenir o tratar estos trastornos cerebrales es porque mejora el flujo sanguíneo en el cerebro y por sus propiedades antioxidantes. Aunque muchos de los ensayos clínicos han tenido fallas científicas, la evidencia de que el ginkgo puede mejorar el pensamiento, el aprendizaje y la memoria en personas con enfermedad de Alzheimer (EA) ha sido muy prometedora.

Los estudios clínicos sugieren que el ginkgo proporciona los siguientes beneficios para las personas con EA:

  • Mejora del pensamiento, el aprendizaje y la memoria.
  • Mejora de las actividades de la vida diaria.
  • Mejora del comportamiento social
  • Menos sentimientos de depresión.

Un estudio reciente también encontró que el ginkgo puede ser tan efectivo como los principales medicamentos para la EA para retrasar los síntomas de la demencia en personas con esta afección debilitante. Además, el ginkgo a veces se usa de manera preventiva porque puede retrasar la aparición de la EA en alguien que está en riesgo de padecer este tipo de demencia (por ejemplo, antecedentes familiares).

Problemas de los ojos

Los flavonoides que se encuentran en el ginkgo pueden ayudar a detener o disminuir algunos problemas de la retina (es decir, problemas en la parte posterior del ojo). El daño a la retina tiene varias causas potenciales, como la diabetes y la degeneración macular. La degeneración macular (a menudo llamada degeneración macular relacionada con la edad o DMAE) es una enfermedad ocular degenerativa progresiva que tiende a afectar a los adultos mayores y es la causa número uno de ceguera en los Estados Unidos. Los estudios sugieren que el ginkgo puede ayudar a preservar la visión en personas con DMAE.

Claudicación intermitente

Debido a que el ginkgo tiene fama de mejorar el flujo sanguíneo, esta hierba se ha estudiado en personas con claudicación intermitente (dolor causado por un flujo sanguíneo inadecuado [atherosclerosis] a las piernas). Las personas con claudicación intermitente tienen dificultad para caminar sin sufrir un dolor extremo. Un análisis de ocho estudios publicados reveló que las personas que toman ginkgo tienden a caminar aproximadamente 34 metros más que las que toman placebo. De hecho, se ha demostrado que el ginkgo es tan eficaz como un medicamento líder para mejorar la distancia al caminar sin dolor. Sin embargo, los ejercicios regulares de caminata son más beneficiosos que el ginkgo para mejorar la distancia de caminata.


Deterioro de la memoria

El ginkgo se promociona ampliamente como una «hierba para el cerebro» y comúnmente se agrega a las barras nutritivas y batidos de frutas para estimular la memoria y mejorar el rendimiento cognitivo. Los investigadores revisaron recientemente todos los estudios publicados de alta calidad sobre ginkgo y deterioro leve de la memoria (en otras palabras, personas sin Alzheimer u otra forma de demencia) y concluyeron que el ginkgo era significativamente más efectivo que el placebo para mejorar la memoria y la función cognitiva. A pesar de los alentadores hallazgos, algunos investigadores especulan que se necesita más investigación de alta calidad, que involucre a un mayor número de personas, antes de que el ginkgo pueda recomendarse como un potenciador de la memoria para adultos por lo demás sanos.

Tinnitus

Dado que el daño a los nervios y ciertos trastornos de los vasos sanguíneos pueden provocar tinnitus (la percepción de zumbidos, silbidos u otros sonidos en los oídos o la cabeza cuando no hay ningún sonido externo), algunos investigadores han investigado si el ginkgo alivia los síntomas de este trastorno auditivo. Aunque la calidad de la mayoría de los estudios fue deficiente, los revisores concluyeron que el ginkgo alivia moderadamente el volumen del sonido del tinnitus. Sin embargo, un estudio reciente bien diseñado que incluyó a 1.121 personas con tinnitus encontró que el ginkgo (administrado 3 veces al día durante 3 meses) no fue más efectivo que el placebo para aliviar los síntomas del tinnitus. Dados estos hallazgos contradictorios, el valor terapéutico del ginkgo para el tinnitus sigue siendo incierto. En general, el tinnitus es un problema muy difícil de tratar. Hable con su médico sobre si una prueba de ginkgo para aliviar este síntoma frustrante puede ser segura y valiosa para usted.

Otros usos, incluido el ginkgo para la depresión

Además de estos problemas de salud, los herbolarios profesionales también pueden recomendar el ginkgo para una variedad de otras dolencias, como el mal de altura, el asma, depresión, desorientación, dolores de cabeza, hipertensión arterial, disfunción eréctil y vértigo.



Descripción de la planta

Ginkgo biloba es la especie de árbol vivo más antigua. Un solo árbol puede vivir hasta 1000 años y crecer hasta una altura de 120 pies. Tiene ramas cortas con hojas en forma de abanico y frutos no comestibles que producen un olor fuerte. La fruta contiene una semilla interior comestible.

Aunque la medicina herbal china ha utilizado tanto la hoja como la semilla de ginkgo durante siglos, la investigación moderna se ha centrado en el extracto estandarizado de Ginkgo biloba (GBE), que se prepara a partir de las hojas verdes secas. Este extracto está altamente concentrado y es mucho más efectivo en el tratamiento de problemas de salud (particularmente dolencias circulatorias) que la hoja sola.

¿De qué está hecho?

Se han identificado más de 40 componentes del ginkgo, pero se cree que solo dos son responsables de los efectos beneficiosos de la hierba: los flavonoides y los terpenoides. Como se describió anteriormente, los flavonoides (como la quercetina) tienen potentes efectos antioxidantes. Los estudios de laboratorio y en animales han demostrado que los flavonoides protegen los nervios, el músculo cardíaco y la retina del daño. Los terpenoides (como los ginkgólidos) mejoran el flujo sanguíneo al dilatar los vasos sanguíneos y reducir la pegajosidad de las plaquetas.

Formularios disponibles

  • Extracto de ginkgo biloba (GBE) estandarizado para contener 24% de flavonoides y 6% de terpenoides
  • Cápsulas
  • Tabletas
  • Tictures

Cómo tomarlo

Pediátrico

No se conocen informes científicos sobre el uso pediátrico del ginkgo. Por lo tanto, actualmente no se recomienda para niños.

Adulto

  • Los resultados iniciales suelen tardar de 4 a 6 semanas, pero deberían seguir acumulándose más allá de ese período. Es posible que no vea ningún cambio dramático durante seis meses.
  • GBE: 120 mg diarios en dos o tres dosis divididas de extracto 50: 1 estandarizado al 24% de glucósidos de flavona (flavonoides). Si hay una demencia más grave o enfermedad de Alzheimer, pueden ser necesarios hasta 240 mg al día en dos o tres dosis divididas.
  • Tintura (1: 5): 2 a 4 ml tres veces al día

Precauciones

El uso de hierbas es un enfoque tradicional para fortalecer el cuerpo y tratar enfermedades. Las hierbas, sin embargo, contienen sustancias activas que pueden desencadenar efectos secundarios e interactuar con otras hierbas. suplementos o medicamentos. Por estas razones, las hierbas deben tomarse con cuidado, bajo la supervisión de un profesional con conocimientos en el campo de la medicina botánica.

El GBE se considera seguro y los efectos secundarios son raros. En algunos casos, se informaron molestias gastrointestinales, dolores de cabeza, reacciones cutáneas y mareos.

Debido a que el gingko disminuye la agregación plaquetaria (pegajosidad), existe cierta preocupación de que pueda aumentar el riesgo de hemorragia intracraneal (cerebral). De hecho, ha habido varios informes de complicaciones hemorrágicas asociadas con el uso de ginkgo. Sin embargo, no está claro si el ginkgo u otro factor (como la combinación de ginkgo y medicamentos anticoagulantes, incluida la aspirina) causaron las complicaciones hemorrágicas.

Las mujeres embarazadas y en período de lactancia deben evitar el uso de preparaciones de ginkgo. Además, el uso de ginkgo debe suspenderse al menos 36 horas antes de la cirugía debido al riesgo de complicaciones hemorrágicas.

No ingiera la fruta de Ginkgo biloba.

Posibles interacciones

Si actualmente está siendo tratado con alguno de los siguientes medicamentos, no debe usar ginkgo sin antes hablar con su proveedor de atención médica:

Medicamentos ginkgo y anticonvulsivos

Las dosis altas de Ginkgo biloba podrían disminuir la eficacia de la terapia anticonvulsivante en pacientes que toman carbamazepina o ácido valproico para controlar las convulsiones.

Medicamentos anticoagulantes y ginkgo

El ginkgo tiene propiedades anticoagulantes y, por lo tanto, no debe usarse si está tomando medicamentos anticoagulantes (diluyentes de la sangre), como aspirina, clopidogrel, dipiridamol, heparina, ticlopidina o warfarina.



Ginkgo y ciclosporina

El ginkgo biloba puede ser beneficioso durante el tratamiento con ciclosporina debido a su capacidad para proteger las membranas celulares del daño.

Ginkgo e IMAO (inhibidores de la monoaminooxidasa)

El ginkgo puede mejorar los efectos (buenos y malos) de los medicamentos antidepresivos conocidos como IMAO, como la fenelzina y la tranilcipromina.

Ginkgo y papaverina

La combinación de papaverina y ginkgo puede ser eficaz para el tratamiento de la disfunción eréctil en pacientes que no responden a la papaverina sola.

Diuréticos de ginkgo y tiazida

Aunque ha habido un informe en la literatura de aumento de la presión arterial asociado con el uso de ginkgo durante el tratamiento con diuréticos tiazídicos, esta interacción no ha sido verificada por ensayos clínicos. Sin embargo, debe consultar con su proveedor de atención médica antes de usar ginkgo si está tomando diuréticos tiazídicos.

Ginkgo y trazodona

Además, se ha informado de una interacción adversa entre el ginkgo y la trazodona, un medicamento antidepresivo, que provocó que un paciente anciano entrara en coma.


Investigación de apoyo

Ang-Lee MK, Moss J, Yuan C. Medicamentos herbarios y cuidados perioperatorios. [Review]. JAMA. 2001; 286 (2): 208-216.

Adams LL, Gatchel RJ, Gentry C. Medicina complementaria y alternativa: aplicaciones e implicaciones para el funcionamiento cognitivo en poblaciones ancianas. Altern Ther Health Med. 2001; 7 (2): 52-61.

Barrett B, Kiefer D, Rabago D. Evaluación de los riesgos y beneficios de la medicina herbal: una descripción general de la evidencia científica. Altern Ther Health Med. 1999; 5 (4): 40-49.

Barth SA, Inselmann G, Engemann R, Heidemann HT. Influencias de Ginkgo biloba sobre la peroxidación lipídica inducida por ciclosporina A en microsomas hepáticos humanos en comparación con vitamina E, glutatión y N-acetilcisteína. Biochem Pharmacol. 1991; 41 (10): 1521-1526.

Benjamin J, Muir T, Briggs K, Pentland B. Un caso de hemorragia cerebral: ¿puede estar implicado el Ginkgo biloba? Postgrado Med J. 2001; 77 (904): 112-113.

Blumenthal M, Busse WR, Goldberg A, et al., Ed. Monografías completas de la Comisión E alemana: Guía terapéutica de medicamentos a base de hierbas. Boston, Mass: Comunicaciones de Medicina Integrativa; 1998.

Briggs CJ, Briggs GL. Productos a base de hierbas en la terapia de la depresión. CPJ / RPC. Noviembre de 1998; 40-44.

Brinker F. Contraindicaciones e interacciones farmacológicas de las hierbas. 2ª ed. Sandy, Ore: Medicina ecléctica; 1998: 76-77.

Christen Y. Estrés oxidativo y enfermedad de Alzheimer. Soy J Clin Nutr. 2000; 71 (supl.): 621S-629S.



Extracto de Clostre F. Ginkgo biloba (EGb 761). Estado del conocimiento en los albores del año 2000. Ann Pharm Fr. 1999; 57 (Supl. 1): 1S8-88.

Cupp MJ. Remedios herbales: efectos adversos e interacciones farmacológicas. Soy Fam Physician. 1999; 59 (5): 1239à ¢ à ¢ â € š ¬Ã ¢ €Š“1244.

DeSmet PAGM, Keller K, HÃà ‚¤nsel R, Chandler RF, eds. Efectos adversos de las medicinas a base de plantas. Berlín, Alemania: Springer-Verlag; 1997.

Diamond BJ, Shiflett SC, Feiwel N y col. Extracto de ginkgo biloba: mecanismos y clínicos

indicaciones. Arch Phys Med Rehabil. 2000; 81: 669-678.

Drew S, Davies E. Eficacia del Ginkgo biloba en el tratamiento del tinnitus: ensayo doble ciego controlado con placebo. BMJ. 2001; 322 (7278): 73.

Ernst E. El perfil de riesgo-beneficio de las terapias a base de hierbas de uso común: ginkgo, hierba de San Juan, ginseng, equinácea, palma enana americana y kava. Ann Intern Med. 2002; 136: 42-53.

Ernst E, Pittler MH. Ginkgo biloba para la demencia: una revisión sistemática de ensayos doble ciego controlados con placebo. Clin Drug Invest. 1999; 17: 301-308.

Ernst E, Stevinson C. Ginkgo biloba para el tinnitus: una revisión. Clin Otolaryngol. 1999; 24 (3): 164-167.

Foster S, Tyler VE. Tyler’s Honest Herbal. 4ª ed. Nueva York: The Haworth Herbal Press; 1999: 183-185.

Galluzzi S, Zanetti O, Binetti G, Trabucchi M, Frisoni GB. Coma en un paciente con enfermedad de Alzheimer que toma dosis bajas de trazodona y Ginkgo biloba. Psiquiatría J Neurol Neurosurg. 2000; 68: 679-683.

Jefe KA. Terapias naturales para los trastornos oculares, primera parte: enfermedades de la retina. Alt Med Rev.1999; 4 (5): 342-359.

Karch SB. La guía del consumidor sobre la medicina herbaria. Hauppauge, Nueva York: Advanced Research Press; 1999: 96-98.

Kidd PM. Una revisión de nutrientes y botánicos en el manejo integrador de la disfunción cognitiva. Alt Med Rev.1999; 4 (3): 144-161.

Kim YS, Pyo MK, Park KM y col. Efectos antiplaquetarios y antitrombóticos de una combinación de ticlopidina y Ginkgo biloba ext (EGb 761). Thromb Res. 1998; 91: 33-38.

Kleijnen J, Knipschild P. Ginkgo biloba para insuficiencia cerebral. [Review]. Br J Clin Pharmacol. 1992; 34 (4): 352-358.

Le Bars PL, Katz MM, Berman N, Itil TM, Freedman AM, Schatzberg AF. Un ensayo aleatorizado, doble ciego, controlado con placebo de un extracto de Ginkgo biloba para la demencia. JAMA. 1997; 278: 1327-1332.

Le Bars PL, Kieser M, Itil KZ. Un análisis de 26 semanas de un ensayo doble ciego controlado con placebo del extracto de Ginkgo biloba EGb761 en la demencia. Dement Geriatr Cogn Disord. 2000; 11: 230-237.

Manocha A, Pillai KK, Husain SZ. Influencia del Ginkgo biloba sobre el efecto de los anticonvulsivos. Indian J Pharmacol. 1996; 28: 84-87.

Manto D, Pickering AT, Perry AK. Extractos de plantas medicinales para el tratamiento de la demencia: una revisión de su farmacología, eficacia y tolerabilidad. Drogas del SNC. 2000; 13: 201-213.

Mashour NH, Lin GI, Frishman WH. Medicina herbaria para el tratamiento de enfermedades cardiovasculares. Arch Intern Med. 1998; 158 (9): 2225 – 2234.

Matthews MK. Asociación de Ginkgo biloba con hemorragia intracerebral [letter]. Neurol. 1998; 50 (6): 1933-1934.

Miller LC. Medicamentos a base de hierbas: consideraciones clínicas seleccionadas que se centran en las interacciones medicamentos-hierba conocidas o potenciales. Arch Intern Med. 1998; 158 (9): 2200à ¢ à ¢ â € š ¬Ã ¢ €Š“2211.

Mezclar JA, Crews WD. Un examen de la eficacia del extracto de Ginkgo biloba Egb 761 en el funcionamiento neuropsiquiátrico de adultos mayores cognitivamente intactos. J Alt Comp Med. 000; 6 (3): 219-229.

Moher D, Pham B, Ausejo M, Saenz A, Hood S, Barber GG. Manejo farmacológico de la claudicación intermitente: un metanálisis de ensayos aleatorizados. Drogas. 2000; 59 (5): 1057-1070.

Oken BS, Storzbach DM, Kaye JA. La eficacia de Ginkgo biloba sobre la función cognitiva en la enfermedad de Alzheimer. Arch Neurol. 1998; 55: 1409-1415.

Ott BR, Owens Nueva Jersey. Medicamentos complementarios y alternativos para la enfermedad de Alzheimer. J Geriatr Psychiatry Neurol. 1998; 11: 163-173.

Peters H, Kieser M, Holscher U. Demostración de la eficacia del extracto especial de Ginkgo biloba Egb 761 en la claudicación intermitente en un ensayo doble ciego controlado con placebo. Vasa. 1998; 27: 105 – 110.

Pittler MH, extracto de Ernst E. Ginkgo biloba para el tratamiento de la claudicación intermitente: un metanálisis de ensayos aleatorizados. Am J Med. 2000; 108 (4): 276-281.

Rai GS, Shovlin C, Wesnes KA. Un estudio doble ciego controlado con placebo del extracto de Ginkgo biloba (‘tanakan’) en pacientes ambulatorios de edad avanzada con deterioro leve a moderado de la memoria. Curr Med Res Opin 1991; 12 (6): 350-355.

Rosenblatt M, Mindel J. Hifema espontáneo asociado con la ingestión de extracto de Ginkgo biloba. N Engl J Med. 1997; 336: 1108.

Rotblatt M, Ziment I. Medicina herbaria basada en evidencias. Filadelfia, PA: Hanley & Belfus, Inc; 2002: 207-214.

Rowin J, Lewis SL. Hematomas subdurales bilaterales espontáneos asociados con ginkgo crónico. Neurol. 1996; 46: 1775â € š1776.

Shaw D, Leon C, Kolev S, Murray V.Remedios tradicionales y complementos alimenticios. Un estudio toxicológico de 5 años (1991-1995). Seguridad de los medicamentos. 1997; 17 (5): 342-356.

Sikora R, Sohn M, Deutz FJ y col. Extracto de ginkgo biloba en la terapia de la disfunción eréctil. J Urol. 1989; 141: 188A.

Wettstein A. Inhibidores de colinesterasa y extractos de ginkgo: ¿son comparables en el tratamiento de la demencia? Fitomedicina 2000; 6: 393-401.

Wong AHC, Smith M, Boon HS. Remedios herbales en la práctica psiquiátrica. Psiquiatría Arch Gen. 1998; 55: 1033-1044.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *