Terapia cognitivo-conductual para la ansiedad y el pánico

La psicoterapia es muy eficaz para tratar los trastornos de ansiedad y los ataques de pánico.  Conozca los tipos de terapia para la ansiedad y el pánico.

Terapia cognitivo-conductual y terapia conductual

La investigación ha demostrado que una forma de psicoterapia que es eficaz para varios trastornos de ansiedad, en particular el trastorno de pánico y la fobia social, es la terapia cognitivo-conductual (TCC). Tiene dos componentes. El componente cognitivo ayuda a las personas a cambiar los patrones de pensamiento que les impiden superar sus miedos. Por ejemplo, a una persona con trastorno de pánico se le puede ayudar a ver que sus ataques de pánico no son realmente ataques cardíacos como se temía anteriormente; se puede superar la tendencia a dar la peor interpretación posible a los síntomas físicos. De manera similar, una persona con fobia social podría recibir ayuda para superar la creencia de que los demás la están observando y juzgando con dureza continuamente.

El componente conductual de la TCC busca cambiar las reacciones de las personas ante situaciones que provocan ansiedad. Un elemento clave de este componente es la exposición, en la que las personas se enfrentan a las cosas que temen. Un ejemplo sería un enfoque de tratamiento llamado prevención de exposición y respuesta para personas con TOC. Si la persona tiene miedo a la suciedad y los gérmenes, el terapeuta puede alentarla a que se ensucie las manos y luego pase un cierto período de tiempo sin lavarse. El terapeuta ayuda al paciente a afrontar la ansiedad resultante. Con el tiempo, después de que este ejercicio se haya repetido varias veces, la ansiedad disminuirá. En otro tipo de ejercicio de exposición, se puede alentar a una persona con fobia social a pasar tiempo en situaciones sociales temidas sin ceder a la tentación de huir. En algunos casos, se le pedirá al individuo con fobia social que cometa deliberadamente lo que parezcan pequeños errores sociales y observe las reacciones de otras personas; si no son tan duros como se esperaba, la ansiedad social de la persona puede comenzar a desvanecerse. Para una persona con TEPT, la exposición puede consistir en recordar el evento traumático en detalle, como en cámara lenta, y de hecho volver a experimentarlo en una situación segura. Si esto se hace con cuidado, con el apoyo del terapeuta, puede ser posible calmar la ansiedad asociada con los recuerdos. Otra técnica conductual consiste en enseñar al paciente la respiración profunda como ayuda para la relajación y el manejo de la ansiedad.

Terapia conductual y fobias

La terapia conductual sola, sin un componente cognitivo fuerte, se ha utilizado eficazmente durante mucho tiempo para tratar fobias específicas. Aquí también, la terapia implica exposición. La persona se expone gradualmente al objeto o situación que se teme. Al principio, la exposición puede ser solo a través de imágenes o cintas de audio. Más tarde, si es posible, la persona realmente se enfrenta al objeto o situación temida. A menudo, el terapeuta lo acompañará para brindarle apoyo y orientación.

Si se somete a CBT o terapia conductual, la exposición se llevará a cabo solo cuando esté listo; se hará gradualmente y solo con su permiso. Trabajará con el terapeuta para determinar cuánto puede manejar y a qué ritmo puede proceder.

Los objetivos y métodos de la terapia cognitivo-conductual

La psicoterapia es muy eficaz para tratar los trastornos de ansiedad y los ataques de pánico.  Conozca los tipos de terapia para la ansiedad y el pánico.Un objetivo principal de la TCC y la terapia conductual es reducir la ansiedad eliminando creencias o comportamientos que ayudan a mantener el trastorno de ansiedad. Por ejemplo, evitar un objeto o situación temidos evita que una persona sepa que es inofensivo. De manera similar, la realización de rituales compulsivos en el TOC brinda cierto alivio a la ansiedad y evita que la persona pruebe pensamientos racionales sobre el peligro, la contaminación, etc.

Para ser eficaz, la TCC o la terapia conductual deben dirigirse a las ansiedades específicas de la persona. Un enfoque que sea efectivo para una persona con una fobia específica a los perros no ayudará a una persona con TOC que tiene pensamientos intrusivos de dañar a sus seres queridos. Incluso para un solo trastorno, como el TOC, es necesario adaptar la terapia a las preocupaciones particulares de la persona. La TCC y la terapia conductual no tienen efectos secundarios adversos aparte de la incomodidad temporal del aumento de la ansiedad, pero el terapeuta debe estar bien capacitado en las técnicas del tratamiento para que funcione como se desea. Durante el tratamiento, el terapeuta probablemente asignará «tareas»: problemas específicos en los que el paciente deberá trabajar entre sesiones.

La TCC o la terapia conductual generalmente dura alrededor de 12 semanas. Puede realizarse en grupo, siempre que las personas del grupo tengan problemas suficientemente similares. La terapia de grupo es particularmente eficaz para las personas con fobia social. Existe alguna evidencia de que, una vez finalizado el tratamiento, los efectos beneficiosos de la TCC duran más que los de los medicamentos para las personas con trastorno de pánico; lo mismo puede ser cierto para el TOC, el trastorno de estrés postraumático y la fobia social.

La medicación se puede combinar con psicoterapia y, para muchas personas, este es el mejor enfoque de tratamiento. Como se indicó anteriormente, es importante que cualquier tratamiento tenga un juicio justo. Y si un enfoque no funciona, lo más probable es que otro lo haga, así que no se rinda.

Si se ha recuperado de un trastorno de ansiedad y posteriormente vuelve a aparecer, no se considere un «fracaso del tratamiento». Las recurrencias se pueden tratar de manera eficaz, al igual que un episodio inicial. De hecho, las habilidades que aprendió al lidiar con el episodio inicial pueden ser útiles para sobrellevar un revés.

Siguiente: Apoyo a las personas que sufren de ansiedad
~ todos los artículos sobre autoayuda para la ansiedad
~ artículos de la biblioteca ansiedad-pánico
~ todos los artículos sobre trastornos de ansiedad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *