INTELIGENCIA EMOCIONAL, EMPATÍA – Mejorando las relaciones interpersonales

MUJERES, ESPOSAS, MADRES – El cerebro femenino
12/10/2013
MIEDO A VIVIR
31/12/2013
Mostrar todo

INTELIGENCIA EMOCIONAL, EMPATÍA – Mejorando las relaciones interpersonales

Esperaba la entrega de equipos importantes para un seminario, era el día prometido y a las 09.00 h. de la mañana recibí la llamada anunciando la entrega, debía desplazarme a otro lugar para permitir la entrada … tras una larga espera y muchas llamadas sin éxito, la entrega se realizó a las 15.00 h. de ese día. Sentimientos de frustración, rabia, impotencia y una gran pérdida de tiempo me acompañaron todo el día.

¿Te ha ocurrido alguna vez algo parecido? Seguro que sí, desde el amigo que reiteradamente llega tarde a las citas, al repartidor, el personal de reparaciones, el compañero de trabajo desconsiderado, el jefe exigente … la falta de puntualidad, el incumplimiento de los compromisos, la exigencia y la presión desmedida, se extiende en todos los sectores de la sociedad.

¿Qué mensaje recibimos ante estas situaciones? ¿Qué se esconde tras esta aptitud? El más importante es, el de una evidente falta de respeto y consideración hacía el otro, no siempre deliberada, pero no por ello sin efectos.

A mediados de los años 90, Daniel Goleman publicó un libro sobre la Inteligencia Emocional, poniendo de manifiesto un tipo de inteligencia distinta a la tradicional, (académica, lógica, racional). En esta inteligencia entraban en juego emociones, tanto propias como ajenas. Pronto todo el mundo empezó a hablar de ello, de qué significaba ser inteligente emocionalmente hablando, de cómo hacerlo y qué podía aportarnos.

Empezaremos definiendo lo que se entiende por Inteligencia Emocional, podemos decir que es La capacidad que tenemos los seres humanos para relacionarnos con nuestro entorno, controlando las emociones, comunicándonos de forma asertiva y proyectando una actitud optimista ante la vida. En definitiva, la capacidad de adaptarse al entorno social, cultural, laboral, económico y psicológico.

Los componentes principales de la Inteligencia Emocional según Goleman son:

Autoconocimiento (conciencia de uno mismo): conocimiento de nuestras propias emociones y cómo nos afectan, cuáles son nuestros puntos fuertes y débiles. Se trata de conocer el modo en que nuestro estado de ánimo influye en nuestro comportamiento.

Autocontrol (autorregulación): el autocontrol nos permite nos dejarnos llevar por los sentimientos del momento. En una crisis saber reconocer qué es pasajero y qué perdura.

Automotivación: dirigir las emociones hacia un objetivo, fijarnos en las metas en lugar de en los obstáculos. Se requiere cierta dosis de optimismo e iniciativa, para ser emprendedores y actuar de forma positiva ante los contratiempos.

Reconocimiento de las emociones ajenas (Empatía): saber interpretar las señales que emiten los demás, incluso de forma inconsciente. Ponernos en su lugar.

Relaciones interpersonales (habilidades sociales): una buena relación con los demás es vital en nuestras vidas y trabajos. Saber tratar, no solo a nuestros familiares y amigos, también a nuestros jefes, subordinados, incluso a los que consideramos enemigos.

Es preciso primero mirar hacia nosotros mismos, conocernos para poder luego controlarnos, según el momento necesitarás aplicar más de esto o aquello y controlar tus sentimientos para que sean adecuados a la situación. Además es necesario motivarse, tener iniciativa y mantener una actitud positiva pese a los contratiempos.

En mi opinión, la empatía es la más importante de todos los componentes de la inteligencia emocional, ¿qué es la empatía? La empatía no es simpatía, conozco gente muy simpática y muy poco empática. La empatía es la capacidad de una persona para conectar con otra y responder adecuadamente a sus necesidades, es compartir sentimientos, ponerse en el lugar del otro sin perder su identidad. Meterse en sus zapatos. La empatía es fundamental en la comunicación y lubrica las relaciones humanas, evitando roces.compassion-857736_640

La Inteligencia Emocional, puede desarrollarse, aunque algunas personas de manera natural tienen ciertas aptitudes que contribuyen a sus buenas relaciones con otros, todos podemos aprender, tenemos mucho que ganar en ello.

La próxima vez que tengas que hacer algo por otros, cumplir un compromiso … piensa en qué querrías tú si estuvieras en esa situación, en cómo te sentirías tú en su lugar y tras pensar en ello, decide qué hacer, pon la empatía a trabajar, te irá mejor a ti e influirás positivamente en otros.

Es cierto que la Inteligencia Emocional no es una varita mágica, que garantice más éxito, mayores beneficios y rendimiento más saludable. Las relaciones entre personas son complejas y nada por si solo puede arreglar los problemas. Pero lo que sí es verdad, es que si se ignora el ingrediente humano, nada funcionará tan bien como debería. 

“No se ve bien sino con el corazón, lo esencial es invisible a los ojos”. Antoine de Saint Exupery (El Principito)

4 Comments

  1. Anónimo dice:

    En mundo tan veloz,la importancia de tu tiempo ,dependerá de la suerte que corras,en estar conectada con personas,profesionales,amigos,que tengan tu misma frecuencia,tu misma onda, de valores.El repartidor por defecto ya viene a destiempo.Y tu quizás por ser exigente,eres demasiado exacto.
    Ser Empatíco,hasta un punto.Creo que por mucho que queramos hacerlo,los intereses dé cada persona desequilibran una conducta adecuada.
    En nuestro entorno conocemos muchas personas ,a las que nos une sentimientos diversos,y muchos de ellos en muchas ocasiones, han corrido con la suerte, de que, nos pongamos en sus zapatos, pero hasta un punto claro, todos aquellos ,que, en un momento aplicamos ,nuestra dosis de empatía,nuestra inteligencia emocional,pero descubrimos que por mucho que queramos mantener el tipo , esas personas tienen un problema de simpatía, antipatía ,empatía,autocontrol ,mal genio,irresponsables,etc .
    Entonces hasta que momento.Lo escogeremos. Según este nuestra autoestima ese día.Dependiendo del pie con el que nos levantemos.
    Me considero , Simpática , empática ,pero la vida me sigue enseñando,cada día,que si no ,somos generosos con los demás,que si no ponemos dosis de paciencia,estaríamos todos y cada día muy decepcionados de la conducta de mas de la mitad de las personas que nos rodean.
    En cuanto a los sentimientos que engloba el tan afamado y llamado amor.En muchas ocasiones puede que ,el ser Empático , intente justificar acciones ,sentimientos no correspondidos, en determinadas situaciones.No cabe ponerse en el lugar del otro sin perder su identidad, la realidad ,la verdad.Por que ,lo que sí es verdad, es que si se ignora el ingrediente humano, nada funcionará tan bien como debería. 

  2. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

  3. Gracias por tu excelente reflexión, es cierto que las circunstancias de cada uno condicionan la forma en que se responde y actúa, sin embargo quería transmitir en qué medida la Inteligencia Emocional y la Empatía, nos humaniza y hace que las relaciones humanas sean mejores. Vivimos en un mundo repleto de problemas de todo tiempo, algunos muy graves y de difícil solución, pero tal vez uno de los problemas de nuestra era es la falta de principios y valores humanos. No está de más pararnos y reflexionar si estamos haciendo un poco más por mejorar la vida de aquellos que nos rodean o de los que ocasionalmente nos encontramos. Un saludo.

  4. Anónimo dice:

    Sí .es verdad porque yo pasó por una situación fea y sí no hay respeto no hay mada

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies