¿CÓMO TE COMUNICAS? ESTILOS DE COMUNICACIÓN

DÍA MUNDIAL DE LA SALUD MENTAL
10/10/2016
CUENTO DE NAVIDAD, luces y sombras
08/12/2016
Mostrar todo

¿CÓMO TE COMUNICAS? ESTILOS DE COMUNICACIÓN

Cada vez que enciendes la televisión, ya sea una tertulia sin importancia, un debate político,  jornada parlamentaría o un hecho relevante, como la reciente campaña para la presidencia en los Estados Unidos, observamos frecuentes escenas de confrontación verbal, gritos, descalificaciones varias, insultos y amenazas de unos a otros de los interlocutores, en muchas ocasiones, resulta imposible siquiera seguir la conversación.

Es esta la sociedad del grito, hablamos en voz alta, todo el mundo grita, los políticos, los periodistas, los jueces, las personas en las redes sociales … La falta de respeto al otro se ha instalado en todos los ambientes, ¿Dónde quedó la persuasión del dialogo? ¿Es posible volver a recuperar las buenas maneras?.

Recordemos que significa discutir, según la RAE, discutir es “contender y alegar razones contra el parecer de alguien”. Resulta curioso, pero al discutir se va en contra de alguien, no en pro de la propia opinión, por lo que parece que el que discute está más interesado en atacar el pensamiento u opinión del de enfrente, que en defender el suyo propio. Tal vez por eso, grita, pensando que al hablar más alto, se impone más, intimida al otro… porque es eso de lo que se trata ¿No?.

Desde la psicología, podemos decir que una mala comunicación influye de un modo determinante en la mayoría de los problemas sociales. El ser humano es gregario por naturaleza, no puede vivir sólo, somos seres comunicativos y nuestra evolución en el mundo va a depender de que tengamos una buena interacción con nuestros iguales a través de la comunicación, ya sea con las palabras que decimos, como con todo lo que las acompaña, las expresiones, tono de voz, gestos, etc.

Cada persona tiene unas características físicas y psicológicas propias y diferentes que constituyen su personalidad, entendemos la personalidad como la particular manera de pensar, percibir, sentir, afrontar, actuar y narrarse.

En base a esa personalidad, de la que forma parte el temperamento (innato) y el carácter (adquirido), el individuo, tendrá un estilo de comunicación concreto, e influirá tanto de forma consciente como inconsciente en la forma en que se relacionar.

Vamos a repasar los diferentes estilos de comunicación, si bien casi todos nos podemos situar en uno o en otro, no siempre tendremos todas las características de un estilo de conversación, aunque si será la pauta predominan

Estilo pasivo o inhibidotalking-1590832_1280

Las personas que usan ese estilo de comunicación, se caracterizan por querer  satisfacer a los demás a toda costa, son incapaces de enfrentarse a alguien en cualquier sentido, no defienden sus propios derechos, parecen respetar a los demás, pero ni siquiera se respetan a sí mismos y anteponen los deseos y opiniones de los otros a los suyos, es miedo lo que parece respeto. También creen que lo que los otros piensan es más importante que lo que ellos piensan, tienen un miedo irracional a ofender a otros.

Sienten que tienen muy poco control de las situaciones, lo cual les produce desamparo, tensión y depresión a la hora de relacionarse, así como una baja autoestima, eso puede hacer, si se sienten acorralados, que reaccionen de forma extrema, pudiendo mostrarse violentos o agresivos.

Los elementos no verbales y para-verbales que les caracterizan son: expresión seria, mirada huidiza, postura distante y tensa, pocos gestos, movimientos nerviosos de manos y piernas, expresión facial seria. Volumen de voz bajo, tono monótono, poca fluidez verbal, poca claridad y suelen usar comunicaciones cortas.

Al hablar utilizan muchas expresiones condicionales, no suelen hacer afirmaciones claras y emplean palabras como: “quizás”, “supongo”, “te importaría mucho”, “no te molestes”.

El estilo de comunicación agresivo

Estas personas quieren defender a cualquier precio sus derechos, suelen mostrar falta de respeto  a los demás, menosprecian a los otros y no tienen interés por lo que su interlocutor sienta o piense. Suelen perder el control con facilidad y están tensos, su comunicación es de una sola dirección, no permiten a los otros interactuar, no escuchan.

Respecto a los signos no verbales y para-verbales serían: expresión seria, mirada fija y directa, pocas sonrisas, no respetan las distancias, hacen muchos gestos, a veces amenazadores, usan un volumen de voz alto (gritan a menudo), hablan deprisa y de forma poco clara.

En cuanto a sus expresiones, emplean abundantes términos como: “deberías”, “haz”, “ten cuidado con…”, “si no lo haces…” “no sabes”, “harías mejor en …”  también suelen usar abundantes tacos y palabras malsonantes y lenguaje machista, sexista.

Estilo de comunicación asertivo

Estos individuos, ya sea de manera natural o porque han aprendido a hacerlo, son capaces de expresar sus sentimientos, ideas y opiniones, de una forma adecuada, porque aunque defienden sus derechos, también respetan los de los demás, permitiendo que otros se expresen libremente, sin agredir, se muestran relajados en sus comunicaciones. Se adaptan a los distintos contextos, permitiendo que se resuelvan los problemas, tanto en lo personal como profesional, produciéndose negociaciones y relaciones satisfactorias y fructíferas.

En las señales no verbales y para-verbales les caracterizan: expresión facial amistosa, contacto visual directo, sonrisa frecuente, orientación frontal, distancia adecuada, gestos/ ademanes de acuerdo a la conversación, manos sueltas. Usan un volumen apropiado y un tono de voz variado, su fluidez y claridad es adecuada, la velocidad es correcta.

El comunicador asertivo, usa palabras que expresan sus ideas, opiniones y sentimientos, como: “pienso”, “quiero”, “siento”, también utiliza términos que implican colaboración: “veamos”, “hagamos” o preguntas a los otros para que participen “¿Qué te parece?” “¿Cómo crees que podemos hacer esto?”.

Seguro, que tras estas líneas, todos nos habremos reconocido en uno u otro estilo de comunicación, no importa si hasta ahora has usado una forma de comunicación no adecuada, se puede aprender a hacerlo de una forma más apropiada y adaptativa, si eres consciente de que necesitas mejorar, ya has dado el primer paso, ahora puedes intentar cambiar las características de tu comunicación que no son positivas.

Piensa en alguien de tu entorno o tal vez en un personaje público, que creas que es un buen comunicador, fíjate en cómo lo hace, intenta aplicarlo en tus conversaciones diarias, en casa o en el trabajo, no desesperes al principio te costará un poco, pero con el tiempo lo harás de una forma más fácil y natural.

Tal vez, te ayudaría asistir a algún taller de comunicación eficaz, que se organice en tu ciudad, también hay disponibles muchos libros al respecto, aunque personalmente, creo que asistir a algún taller, sería aún más provechoso, porque podrás encontrar otras personas en situaciones similares a la tuya, luego la literatura sobre estos temas, podría servirte para recordar y reforzar lo aprendido.

“Antes de hablar, piensa lo que vas a decir; la lengua, en muchos, precede a la reflexión”. Isócrates

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies