Choque forzado de Minnesota

ESTADO DE MINNESOTA.
CUARTO DISTRITO JUDICIAL
TRIBUNAL DE DISTRITO
CONDADO DE HENNEPIN
DIVISIÓN DE PRUEBA / SALUD MENTAL

En Materia de Compromiso Civil de: Expediente No: P8-02-60415

CONCLUSIONES DE HECHO, CONCLUSIONES DE LEY Y ORDEN QUE AUTORIZA LA TERAPIA ELECTROCONVULSIVA

Fecha de nacimiento del demandado: XX-XX-54

hp-artículos-depresión-225-healthyplaceEste asunto fue conocido por Patricia L. Belois, una de las Jueces de este Tribunal, el 12 de septiembre de 2002, en cumplimiento de una Solicitud de Autorización para imponer Tratamiento de Terapia Electroconvulsiva, presentada aquí el 20 de agosto de 2002.

El peticionario, Michael Popkin, MD, estuvo representado por Elizabeth Cutter, Fiscal Asistente del Condado de Hennepin, A-2000, Centro de Gobierno del Condado de Hennepin, Minneapolis, MN 55487, (612) 348-6740.

Ruth Y. Ostrom, Abogada, 301 Fourth Avenue South, Suite 270, Minneapolis, MN 55415, 612-339-1453, estuvo presente en nombre del Demandado, quien estuvo presente en el tribunal. Barabara Jackson, MD, el examinador designado por el tribunal, y Derrinda Mitchell, curadora de personas y patrimonio designada por el tribunal del demandado estuvieron presentes. No se designó un tutor ad litem para la Demandada porque su tutor proporciona esa función de conformidad con una orden judicial existente de otra jurisdicción.

Con base en el expediente y el expediente de este asunto, la evidencia recibida, incluido el testimonio de Charles Pearson, MD, Derrinda Mitchell y Barbara Jackson, MD y una prueba, el tribunal hace lo siguiente:

RESULTADOS DE HECHO

1. El demandado tiene 48 años. Ella estaba comprometida doblemente con los Jefes del Centro Médico del Condado de Hennepin y el Centro de Tratamiento Regional Metropolitano de Anoka como una persona que padece una enfermedad mental por Orden de este Tribunal presentada el 6 de septiembre de 2002. En esa Orden, el Tribunal determinó que la Demandada tenía una enfermedad mental con esquizofrenia paranoide. El diagnóstico actual del encuestado es esquizofrenia y depresión paranoides, NOS. Su médico tratante también le ha diagnosticado a la demandada un trastorno de ansiedad, NOS. El demandado se encuentra actualmente hospitalizado en el Centro Médico del Condado de Hennepin.

2. El Director Médico de Psiquiatría para Pacientes Internos / Jefe de Psiquiatría del Centro Médico del Condado de Hennepin, Michael Popkin, MD (en adelante Popkin) ha solicitado al Tribunal autorización para administrar hasta 15 tratamientos de terapia electroconvulsiva (TEC) por semana durante un período de hasta cinco semanas para el Demandado, seguidos de tratamientos de mantenimiento con una frecuencia no especificada durante la duración del compromiso actual. El médico tratante de la Demandada, Charles Pearson, MD, dio testimonio en apoyo de la Petición de esta peticionaria. refractario al tratamiento con medicación neuroléptica; mejorar el aislamiento social de la Demandada; y conducir a la simplificación de su régimen de medicación al reducir la cantidad de medicamentos neurolépticos que necesitará tomar para controlar sus síntomas.

3. Krishna Mylavarapu, MD, (en adelante Mylavarapu), es el psiquiatra del personal del Centro Médico del Condado de Hennepin que administrará el ECT al Demandado. El demandado será anestesiado antes de la administración de la TEC. El único dolor que debería experimentar el Respondedor por la TEC sería el mínimo dolor de la inyección del anestésico y quizás un dolor de cabeza transitorio. Existe un riesgo muy remoto de una reacción adversa al anestésico en el rango de 1: 20.000-50.000. La encuestada puede experimentar una pérdida de memoria a corto plazo como consecuencia del tratamiento propuesto Esta pérdida de memoria puede ser permanente, pero los efectos de la misma pueden mitigarse por completo volviendo a aprender la información perdida, como lo que comió durante la comida antes de la procedimiento. La TEC no implica una intrusión quirúrgica. La intrusión proviene de un impulso eléctrico dirigido al Respondent. s cerebro para inducir un tipo específico de actividad convulsiva.

4. El uso de la TEC durante la hospitalización es el mejor tratamiento, de acuerdo con los estándares profesionales contemporáneos, que podría hacer innecesaria la custodia, la institucionalización u otros servicios adicionales para el Demandado. La TEC no es un tratamiento experimental. No se le ha prescrito a la Demandada como parte de ningún proyecto de investigación. Su uso es ampliamente aceptado por la comunidad médica de este estado.

5. La examinadora del Tribunal, Barbara Jackson, MD (en adelante Jackson), cree que el uso de ECT para tratar la enfermedad mental de la Demandada es tanto necesario como razonable. Ella testificó que los beneficios que la Demandada probablemente experimente de la TEC superan los riesgos para ella. Jackson también testificó que la Demandada no es competente para sopesar los beneficios y riesgos asociados con el tratamiento con TEC por sí misma.

5. La curadora de la Demandada, Derrinda Mitchell, testificó que ella cree que los beneficios del tratamiento propuesto, más particularmente la posibilidad de que el régimen de medicación de la Demandada pueda simplificarse y la exposición a los efectos secundarios de la medicación se controle mejor de esa manera, superan los riesgos involucrados y que el uso de ECT para tratar la enfermedad mental de la Demandada y que el uso de ECT podría ser en el mejor interés de la Demandada.

6. El Tribunal ha considerado métodos de tratamiento menos intrusivos para la enfermedad de la Demandada, incluido el uso de varios medicamentos psicotrópicos tanto solos como como parte de un régimen farmacológico aumentado. Esto fue rechazado porque el uso de medicamentos psicotrópicos para tratar a la Demandada hasta la fecha no ha aliviado suficientemente los síntomas de la enfermedad mental de la Demandada para que pueda ser dada de alta del centro de cuidados intensivos de manera segura en la que ahora está internada.

7. La demandada no puede sopesar racionalmente los riesgos y beneficios que implica el uso de la TEC para tratar su enfermedad mental porque no cree que sea una enferma mental y tiene un miedo irracional a la TEC alimentado por la información que su madre le proporciona sobre lo que la madre cree que es la naturaleza letal de la TEC.

CONCLUSIONES DE DERECHO

1. La evidencia es clara y convence al Tribunal de que el tratamiento de la enfermedad mental de la Demandada mediante la terapia electroconvulsiva es necesario y razonable.

2. La Demandada no tiene la capacidad de dar o negar su consentimiento para el uso de la terapia electroconvulsiva para tratar su enfermedad mental.

3. Los beneficios para la Demandada de la administración de terapia electroconvulsiva para tratar su enfermedad mental superan los riesgos asociados con el tratamiento y justifican la intrusión en su privacidad según sea necesario para realizar la terapia electroconvulsiva sin el consentimiento informado de la Demandada.

PEDIDO Los jefes del Centro médico del condado de Hennepin y del Centro de tratamiento regional metropolitano de Anoka están autorizados a administrar al encuestado hasta 15 tratamientos de terapia electroconvulsiva por semana durante un máximo de cinco semanas, seguidos de tratamientos de mantenimiento hasta una vez por semana durante del compromiso ordenado el 6 de septiembre de 2002, de conformidad con Price v. Sheppard. 239 NW2d 905 (Minn, 1976) y Minn. Stat §253B, 03, Subd. 6b.

POR EL TRIBUNAL: Patricia L. Belois Fecha Juez de Sucesiones del Tribunal de Distrito / División de Salud Mental 9/16/02

Siguiente: Informe engañoso exagera la prevalencia de enfermedades mentales
~ ¡Todos en shock! Artículos ECT
~ artículos de la biblioteca de depresión
~ todos los artículos sobre depresión

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *